Frutas Tropicales.. Una Prevención Saludable

Por mucho que se nos antoje las frutas tropicales, muchas personas las pasan por alto debido a un problema importante: no las saben seleccionar. Sigue estos pasos y tu paladar siempre estará encantado.

Pruébelas…. con la nariz.

Las frutas tropicales deben tener un aroma dulce y fragante desde antes de partirse. Pon tu nariz a trabajar antes de colocar cualquiera de ella en tu carrito del supermercado. Si el aroma es débil, su sabor también te decepcionara.

Manténgalas frescas, no frías.  A veces hay que dejar que las frutas tropicales todavía maduren un poco en casa. Ponlas en un sitio fresco y seco. Lo que nunca se debe hacer es guardarlas en el refrigerador, porque el frio acaba por completo con su sabor.

Guárdelas con cuidado. Al contacto con el aire y la luz del sol, las frutas tropicales no tardan en perder su vitamina C. Guárdelas en un lugar fresco y oscuro para mantenerlas frescas y conservar el nutriente de importancia fundamental.

Bajeles el calor. Las frutas tropicales con frecuencia sirven para acompañar platos en forma de salsa. Desafortunadamente el calor destruye parte de la vitamina C, se recomienda comérselas crudas, como la naturaleza lo dispuso originalmente

Probablemente no le sorprenda descubrir que, igual que las otras comidas las frutas tropicales son tan saludables como sabrosas. Hay tres en particular que se destacan en las investigaciones científicas: mango, papaya y guayaba.

La Magia Del Mango.

salud, ayuda, vegetariano, vida, energia, necesito saber, solucionar mi problema.

El mango contiene grandes cantidades de vitamina C. Lo que lo hace especial es también viene cargado de beta-caroteno. Tanto la vitamina C como el beta-caroteno son antioxidantes, lo cual significa que contrarrestan los efectos perjudiciales de unas moléculas de oxigeno dañino conocidas como radicales libres. Este detalle es muy importante para la salud, porque lo radicales libres pueden hacer daño a los tejidos del cuerpo. Es más, estos enemigos pequeños también estropean el colesterol lipo-proteínico de baja densidad del cuerpo (LDL o colesterol malo) Por lo tanto hay más probabilidades de que el LDL se adhiera a las paredes de las arterias, lo cual a su vez aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Los mangos son buenos para el corazón, y no solo por su compuesto antioxidante, también tienen un alto contenido de fibra, una cantidad mayor de la que se encuentra en una taza de salvado de avena cocido. Es más, casi la mitad de la fibra del mango es del tipo soluble. Un sinnúmero de estudios han demostrado que al aumentar la cantidad de fibra soluble en la alimentación, disminuye el nivel de colesterol y el riesgo de tener una enfermedad cardiaca, hipertensión (presión arterial alta) y derrame cerebral. La fibra insoluble del mango también es importante, por su parte, porque ayuda a que el cuerpo elimine el excremento más rápidamente, junto con las sustancias peligrosas que este pueda contener. Esto significa que el peligro de sufrir cáncer de colon tal vez baje al comer más mango.

El Poder de la Papaya

Muchas frutas y verduras contienen carotenoide, pero la papaya les gana a todas. Los carotenoides que contiene la papaya son unos antioxidantes sumamente poderosos. Algunos estudios han demostrado que las personas que consumen la mayor cantidad de alimentos ricos en carotenoides, tales como la papaya, corren mucho menos peligro de morir de enfermedades cardiacas o cáncer.

La papaya también contiene varias proteasas, unas enzimas que, como la papaína, se parecen mucho a las producidas en forma natural por el estomago. Cuando se come papaya cruda durante la comida o después de ella, el cuerpo se le facilita digerir las proteínas, lo cual puede ayudar a calmar un estomago descompuesto.

Es posible que la papaya ayude también a prevenir las ulceras.  Un estudio de laboratorio descubrió que había menos probabilidad de que les salieran ulceras a los animales que recibían grandes dosis de medicamentos irritantes para el estomago si habían consumido papaya diariamente con varios días de anticipación. No se han realizado investigaciones semejantes con personas pero parece probable que un poco de papaya al día pueda ayudar a contrarrestar los efectos irritantes de la aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios.

Lo Especial de la Guayaba

El ingrediente especial de la guayaba es un carotenoide llamado licopeno, que es uno de los antioxidantes más poderosos que existen.

Hace mucho que se admira al tomate por su alto contenido de licopene. Sin embargo, la guayaba se lo lleva por delante. Por esta razón la guayaba puede ser una elección muy acertada al querer consumir una gran cantidad de licopeno

 Investigaciones y estudios de laboratorio  han descubierto la capacidad del licopene para rápidamente impedir el crecimiento de las células del cáncer de pulmón y de mama, asi mismo; los hombres que incluían la mayor cantidad de licopene en su alimentación tenían un 45 por ciento menos de riesgo de sufrir cáncer de la próstata que los que menos comían de este carotenoide. Cada fruta contiene por lo menos un 50 por ciento más de licopene.

El licopene de la guayaba se absorbe mejor si se come junto con un poco de grasa, si la sirve en rebanadas y con yogur, por ejemplo, obtendrá la mayor cantidad posible de licopeno, además de complementar muy bien el sabor un poco acido de esta fruta.

Por último lo que se refiere a la fibra dietética, la guayaba es una autentica estrella. Ya que contienes mas de esta fibra que el conjunto de una manzana, un albaricoque, un plátano y una mandarina. Esto indica que una de las mejores formas de bajar el colesterol y el riesgo de enfermedades del corazón, es aumentar el consumo de fibra dietética, y ahí la guayaba nos brinda una gran ayuda.

Share This

Share This

Share this post with your friends!