HABLEMOS DE GLUTEN.

Primero que todo quiero ser muy pero muy claro en esta apreciación. Nosotros como seres humanos tenemos el problema que cuando investigamos que algo es bueno o malo tendemos a exagerar en las dosis, creyendo que en más cantidad o menos  vamos a obtener más beneficios en un corto tiempo.

Pero la verdadera realidad es que la naturaleza es sabia y todo tiene un balance y cuando este es afectado o se sale de sus balances es cuando comienzan los problemas. Cada vez que algo llega a un punto en el que se identifica como una tendencia o una moda, todo tipo de las personas quieren subirse al vagón de la banda.  Y esto abre la puerta para las empresas de alimentos, que necesitan encontrar nuevas formas de vender más alimentos a mayores márgenes de beneficio y ganancia económica.

Unos ejemplos: no porque algunos sean alérgicos al polen, vamos a deshacernos de todos los árboles, y plantas. No porque algunos sean alérgicos a la penicilina tengamos que deshacernos de ella cuando a salvado tantas vidas. No porque algunos sean alérgicos a los mariscos o cacahuates tengamos que suprimirlos de la alimentación. Es muy bueno oír sus experiencias, para tomarlas como guía en casos similares, pero como dije sin estandarizar.  Si eres alérgico a algo evítalo no por una moda o tendencia hazlo con la sola intención en tu vida de mantener tu salud. No porque unos sean alérgicos a algunos productos o cosas, debemos por regla estandarizar.  

Exceptuando a estas personas que sufren la enfermedad celiaca, podemos decir que ninguna investigación importante ha demostrado que el gluten sea malo o bueno  para todos. “No hay ninguna evidencia científica sólida que apoye la afirmación de que evitar o consumirlo El Gluten beneficie o perjudique  a la población en general

Si hablamos del Gluten… Es fundamental tener presente la diferencia entre consumir un producto que por su propia naturaleza contiene gluten y la extracción del gluten como masa de la harina de trigo o de saya (soja) donde lo encontraremos en su máxima concentración. Vuelvo a mencionar el balance de la naturaleza. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Estos son los granos que los seres humanos han usado para hacer pan, pasta, pizza, productos de panadería, cereales para el desayuno, y la cerveza por miles de años. Es una sustancia que mejora la calidad de las masas No es malo para ti en modo alguno a menos que seas celíaca o celíaco o tengas intolerancia a la sustancia. El resto son meras especulaciones.

Para quienes quieren saber recetas con y sin  Gluten a continuación le doy un par.

 Comparto este link  de ¿Cómo puedo hacer el gluten en casa?  Clic aquí.

Seitan  (Carne Vegetariana)

salud, ayuda, vegetariano, vida, energia, necesito saber, solucionar mi problema.

Definición: A pesar de que está hecho de trigo, seitán tiene poco en común con la harina o el pan. También se llama “carne de trigo”, “el gluten de trigo” o simplemente ” gluten”, seitán se convierte sorprendentemente similar a la apariencia y la textura de la carne cuando se cocina, lo que es un sustituto de la carne popular

 

Esto es lo que necesitas:

•  1 taza de gluten vital de trigo

•  aprox. 3/4 taza de agua o caldo de verduras

•  2 cucharadas de salsa de soja

•  1 cucharadita de jengibre en polvo

•  1 cucharadita de ajo en polvo

•  6 tazas de caldo para cocinar

•  Rodajas de cebolla 3-4 (opcional)

•  2-3 piezas de jengibre fresco (opcional)

 

Preparación

Combine la harina de gluten y las especias secas en un tazón mediano. En un recipiente aparte la salsa de soja mezcla y 3/4 taza de caldo o agua.

Agregue el líquido a los ingredientes secos y revuelva suavemente para mezclar. Después de un inicial de unos pocos se mueve, es probable que tengas que usar las manos para ello. No use una batidora eléctrica! gluten tendrá una consistencia gomosa. Añadir más agua una cucharada a la vez sólo si es necesario.

Una vez que la mezcla esté bien combinada, amasar seitán 10-15 veces, deje reposar por 5 minutos, luego amasar unas cuantas veces más.

Separe su bola de gluten en tres o cuatro trozos más pequeños. Estire suavemente cada pieza en una chuleta plana, alrededor de 3/4 pulgada de espesor. seitán se ampliará cuando se cocina, por lo que querrá empezar con un poco chuletas delgadas. No se preocupe por todos los agujeros que se pueden formar en el gluten.

Añadir el seitán a 4 tazas de caldo en una olla grande y llevar a fuego lento. Usted puede agregar las especias o sabores adicionales de este caldo también. Me gustaría añadir alrededor de un cuarto de taza de salsa de soja, unos trozos de jengibre fresco y unas rebanadas de cebolla para darle más sabor.

Cubra la olla y dejar cocer durante una hora o más. Asegúrese de usar una olla grande y un montón de caldo, como el seitán se expandirá. seitán se hace la cocción cuando se ha fortalecido y ampliado.

Retirar del caldo, dejar enfriar y usar en una receta o hacer una seitán salteado.

El seitán se conserva bien en el congelador en un recipiente hermético o en una bolsa zip lock, por lo que haga el doble y congelar para más tarde, la descongelación de una o dos horas antes de utilizar.

 

Cupcake sin gluten

Mira el link de esta receta.  Aquí

Ingredientes

150 g yogur de cabra o de oveja

100 g de azúcar integral

2 Huevos biológicos

150 g de harina de arroz

25 g de avellana molida

2 cucharaditas de bicarbonato

1 pizca de sal

 Para la “cubierta”:

250 g de dátiles sin hueso

150 g de crema de almendras

50 g de pistachos pelados

Algunos cacahuetes o avellanas recubiertas con chocolate.

 Preparación

1. Precalentar el horno a 180° C. Mezclar el yogur con el azúcar integral y los Huevos. Incorporar la avellana molida y la harina tamizada con el bicarbonato y la sal.

2. Preparar unos moldes aptos para madalenas y colocar dentro los moldes de papel clásicos de madalena. Verter un poco de masa en los moldes de papel, llenando hasta 3/4 de su capacidad.

3. Los colocamos en una bandeja para horno y los cocemos durante 25 minutos o hasta que, al pincharlos con un palillo, éste salga limpio.

4. Mientras tanto trituramos los dátiles (si es necesario añadir un poquito de agua caliente para mejorar el triturado), retirar y mezclar con la crema de almendra. Reservar en la nevera.

5. Una vez cocidos los pastelitos, dejamos enfriar y desmoldamos.

6. Cubrirlos con la crema de dátiles y almendra y por encima esparcir los pistachos picados y algún cacahuete al chocolate.

Share This

Share This

Share this post with your friends!